13 ago. 2012

Introducción Llave maestra

La Naturaleza nos obliga a todos a movernos por la vida. Nosotros no podríamos quedarnos inmóviles por mucho que lo deseáramos. Cada persona de correcto pensamiento no desea simplemente moverse por la vida como un productor de sonidos o permanecer como una planta, sino que también quiere desarrollarse, mejorarse y continuar con su desarrollo mental durante toda su vida.
Este desarrollo solo puede ocurrir mejorando la calidad de los pensamientos y los ideales del
individuo; y las acciones y condiciones que surgen como resultado de los pensamientos. De ahí que un estudio del proceso creador del pensamiento y cómo aplicarlo es de suprema importancia para cada uno de nosotros. Este conocimiento es el medio por el cual la evolución de la vida humana en la tierra se puede acelerar y Ustedes pueden ser inspirados en el proceso.
La humanidad busca ardientemente "La Verdad" y estudia todas las vías posibles. En este proceso se ha producido una literatura especial, que recorre el rango entero desde lo trivial hasta lo sublime – por encima de la Adivinación, y a través de todas las Filosofías, se llega a la Verdad final en "La Llave maestra".
La "Llave maestra" es dada al mundo para utilizar la gran Inteligencia Cósmica, para atraer desde allí lo que corresponde a las ambiciones, y las aspiraciones de cada lector.
Cada cosa e institución que vemos alrededor de nosotros, creada por la acción humana, existió primero como un pensamiento en alguna mente humana. El Pensamiento por lo tanto es constructivo.
El pensamiento humano es el poder espiritual del cosmos operando a través de su criatura que es el hombre. "La Llave maestra" instruye al lector en cómo utilizar ese poder, y a usarlo constructiva y creativamente. Las cosas y condiciones que deseamos que lleguen a ser realidad debemos crearlas primero en el pensamiento. "La Llave maestra" explica e indica el proceso.
La enseñanza de "La Llave maestra" se ha publicado hasta ahora en forma de un curso por
correspondencia de 24 lecciones, entregado a estudiantes una por semana por 24 semanas.
El lector, que reciba el total de las 24 partes de una sola vez, es advertido de no procurar leer el libro como una novela, pues debe tratarlo como un estudio concienzudamente, para profundizar en el significado de cada parte - leyendo y releyendo sólo una parte por semana antes de avanzar a la siguiente. De otro modo las partes posteriores tenderán a ser mal entendidas y el lector perderá su tiempo.
Utilizado como se indica "La Llave maestra" hará del lector una mejor persona, y lo capacitara con un nuevo poder para lograr dignamente cualquier propósito personal y le dará una nueva habilidad para gozar la belleza y las maravillas de la vida.
F.H. BURGESS

No hay comentarios.: