13 ago. 2012

Parte Dieciséis Llave Maestra


Introducción - Parte Dieciséis
Las actividades vibratorias del Universo planetario están gobernadas por una ley de
periodicidad. Todo ser viviente tiene períodos de nacimiento, crecimiento, madurez y
declive. Estos períodos son gobernados por la Ley de Septetos.
La Ley de Sietes gobierna los días de la semana, las fases de la luna, las armonías de
sonido, luz, calor, electricidad, magnetismo, estructuras atómicas. Gobierna la vida de
individuos y naciones, y domina las actividades del mundo comercial.
La vida es crecimiento y el crecimiento es cambio, cada período de siete años nos lleva a un
nuevo ciclo. Los primeros siete años es el período de la infancia. Los siguientes siete el
período de la niñez, el cual representa el comienzo de la responsabilidad individual. Los
siguientes siete representan el período de la adolescencia. El cuarto período marca el lograr
el crecimiento pleno. El quinto período es el período constructivo, cuando el hombre
comienza a adquirir propiedades, posesiones, un hogar y una familia. El siguiente de los 35
a los 42, es un período de reacciones y cambios, y este en cuestión, es seguido por un
período de reconstrucción, ajustes y recuperación, en preparación para un nuevo ciclo de
sietes, empezando con el quincuagésimo año.
Hay muchos que piensan que el mundo está a punto de salir del sexto período; que pronto
entrará en el séptimo período, el período de reajuste, reconstrucción y armonía; el período
al cual frecuentemente se hace referencia como el Milenio.
Aquellos a los que les son familiares estos ciclos no se turbarán cuando las cosas parezcan ir
mal, sino que pueden aplicar el principio esbozado en estas lecciones con la completa
seguridad de que una ley superior invariablemente controlará todas las otras leyes, y que a
través del entendimiento y la operación conciente de las leyes espirituales, podemos
convertir todo aquello que parezca una dificultad, en una bendición.
PARTE DIECISEIS
1. La riqueza es un producto del trabajo. El capital es un efecto, no una causa; un sirviente,
no un amo; un medio, no un fin.
2. La definición más comúnmente aceptada de riqueza es que esta consiste en todas las
cosas útiles y agradables que poseen valor de intercambio. Es este valor de intercambio la
característica predominante de la riqueza.
3. Cuando consideramos la pequeña contribución hecha por la riqueza a la felicidad de su
poseedor, encontramos que el verdadero valor consiste no en su utilidad sino en su
intercambio.
4. Este valor de intercambio la convierte en un medio para asegurar las cosas de un valor
real con las cuales nuestros ideales pueden ser alcanzados.
5. La riqueza nunca debe desearse como un fin, sino simplemente como un medio para
lograr un fin. El éxito depende de un ideal más alto que la mera acumulación de riquezas. Y
el que aspire a tal éxito debe formularse un ideal por el cual esté dispuesto a luchar.
90
90
6. Con dicho ideal en mente, las formas y los medios pueden y serán proveídos, pero no
debe cometerse el error de sustituir el medio por el fin. Debe haber un propósito fijo y
definido, un ideal.
7. Prentice Mulford dijo: "El hombre de éxito es el hombre poseedor del mayor
entendimiento espiritual y cada gran fortuna proviene de un poder superior y realmente
espiritual". Desafortunadamente, existen aquellos que no reconocen este poder; se olvidan
de que la madre de Andrew Carnegie tuvo que ayudar a mantener a la familia cuando
vinieron a América, que el padre de Harriman era un pobre clérigo con un sueldo de solo
$200 al año, que Sir Thomas Lipton empezó con solo 25 centavos. Estos hombres no
tuvieron otro poder del cual depender, pero este no les falló.
8. El poder de crear depende enteramente del poder espiritual; hay tres pasos, idealización,
visualización y materialización. Cada capitán de la industria depende de este poder
exclusivamente. En un artículo en la revista "Everybody", Henry M. Flagler, el multimillonario
de Standard Oil, reconoció que el secreto de su éxito era su poder de ver una cosa en su
totalidad. La siguiente conversación con el reportero muestra su poder de idealización,
concentración y visualización, todos estos, poderes espirituales.
9. "Realmente visualizó todo esto? Quiero decir, realmente pudo cerrar los ojos y ver las
vías? y los trenes corriendo? y oír los silbatos? llegó así de lejos?" "Sí". "Que tan
claramente?" "muy claramente."
10. Aquí tenemos un ejemplo de la ley, vemos "la causa y el efecto", vemos que el
pensamiento necesariamente precede y determina la acción. Si somos sabios, debemos
llegar a darnos cuenta del tremendo hecho de que ninguna condición arbitraria puede existir
por un momento, y que la experiencia humana es el resultado de una secuencia ordenada y
armoniosa.
11. El hombre de negocios exitoso es más a menudo un idealista y siempre lucha para
obtener estándares más y más altos. Las energías sutiles del pensamiento en la medida en
que cristalizan en nuestros estados de ánimo diarios, son las que constituyen la vida.
12. El pensamiento es el material maleable con el cual construimos imágenes de nuestro
creciente conocimiento de la vida. Su uso determina su existencia. Como en todo; nuestra
habilidad de reconocerlo y usarlo adecuadamente, es la condición necesaria para obtener
nuestros logros.
13. La riqueza prematura solo precede al desastre y la humillación, porque no podemos
retener permanentemente nada por lo cual no hayamos hecho mérito o que no nos hayamos
ganado.
14. Las condiciones que conocemos fuera del mundo, corresponden a las condiciones que
encontramos dentro de él. Esto es provocado por la ley de atracción. Entonces cómo
debemos determinar qué es lo que debe entrar en nuestro mundo?.
15. Cualquier cosa que entre en la mente a través de los sentidos o la mente objetiva,
quedará impreso en la mente y resultará en una imagen mental que se convertirá en un
patrón para las energías creativas. Estas experiencias son en su mayoría resultado del
medio ambiente, el azar, el pensamiento pasado y otras formas de pensamiento negativo, y
deben estar sujetos a un análisis cuidadoso antes de ser procesados. Por otro lado, podemos
formar nuestras propias imágenes mentales, a través de nuestro propio proceso interno de
91
91
pensamiento a pesar de los pensamientos de los demás, a pesar de las condiciones
externas, a pesar de cualquier tipo de ambiente
16. Es a través del ejercicio de este poder, que tomamos las riendas de nuestro destino,
más allá del azar, y de manera conciente nos fabricamos las experiencias que deseamos,
porque cuando concientemente nos percatamos de alguna condición, esta eventualmente se
manifestará en nuestras vidas; por lo tanto es evidente que en el análisis previo, el
pensamiento es la gran causa en la vida.
17. Por lo tanto, controlar el pensamiento es controlar las circunstancias, condiciones, medio
ambiente, y el destino.
18. Entonces cómo vamos a controlar el pensamiento; cuál es el proceso? pensar es crear
un pensamiento, pero el resultado de ese pensamiento dependerá de su forma, su calidad y
su vitalidad.
19. La forma dependerá de las imágenes mentales de las que emane; esto dependerá de lo
profundo de la impresión, lo predominante de la idea, la claridad de la visión, lo consistente
de la imagen.
20. La calidad depende de su sustancia, y esto depende del material del cual la mente se
compone; si este material ha sido tejido de pensamientos de vigor, fuerza, valor,
determinación, el pensamiento poseerá estas cualidades.
21. Y finalmente, la vitalidad depende del sentimiento con el que el pensamiento sea
impregnado. Si el pensamiento es constructivo, poseerá vitalidad; tendrá vida, crecimiento,
desarrollo, expansión, y será creativo; atraerá hacia sí, todo lo necesario para su completo
desarrollo.
22. Si el pensamiento es destructivo, tendrá dentro de sí mismo el germen de su propia
disolución; morirá, pero en el proceso de su muerte, traerá enfermedad, desorden, y
cualquier otra forma de discordia.
23. Es eso que llamamos maldad, que cuando nos la atraemos, algunos nos disponemos a
atribuir nuestras dificultades a un ser supremo, pero este ser supremo es simplemente la
Mente en equilibrio.
24. No es ni bueno ni malo, simplemente es.
25. Nuestra habilidad de diferenciarlo en su forma, es nuestra habilidad para manifestar el
bien o el mal.
26. El bien y el mal, por lo tanto no son entidades, simplemente son palabras que usamos
para indicar el resultado de nuestras acciones, y estas acciones están predeterminadas por
el carácter de nuestro pensamiento.
27. Si nuestro pensamiento es constructivo y armonioso manifestamos el bien; si es
destructivo y discordante manifestamos el mal.
28. Si deseas visualizar un escenario diferente, el proceso es simplemente mantener el ideal
en mente, hasta que tu visión se haya hecho realidad; no pienses en personas, lugares o
cosas; estos no tienen lugar en el absoluto; el ambiente que deseas contendrá todo lo
92
92
necesario; las personas correctas y las cosas correctas, vendrán en el tiempo correcto y en
el lugar correcto.
29. Algunas veces no es simple como el carácter, habilidad, logro, consecución, ambiente y
destino pueden ser controlados a través del poder de la visualización, sino que esto es un
hecho científico exacto.
30. Podrás ver como lo que pensamos determina la calidad de la mente, y que la calidad de
la mente, determina nuestra habilidad y capacidad mental, comprenderás que el mejorar
nuestra habilidad, será naturalmente seguido por un incremento en nuestros logros y un
mayor control de las circunstancias.
31. Entonces se verá que las Leyes Naturales trabajan en una manera perfectamente natural
y armoniosa; parece que todo simplemente "sucede". Si quieres tener evidencia de esto,
simplemente compara los resultados de tus esfuerzos en tu propia vida, cuando tus acciones
fueron incitadas por ideales superiores y cuando tuviste motivos egoístas u ocultos en
mente. No necesitarás más evidencia.
32. Si deseas ver realizado cualquier deseo, fórmate una imagen mental de éxito en tu
mente, visualizando concientemente tu deseo; de esta forma estarás apremiando al éxito,
estarás externalizándolo en tu vida por métodos científicos.
33. Solo podemos ver lo que ya existe en el mundo objetivo, pero lo que visualizamos, ya
existe en el mundo espiritual, y esta visualización es una prueba substancial de lo que un día
aparecerá en el mundo objetivo, si somos fieles a nuestro ideal. La razón de esto no es
difícil; la visualización es una forma de imaginación; este proceso de pensamiento forma
impresiones en la mente, y estas impresiones forman conceptos e ideales, y estos son los
planos de los cuales el arquitecto Maestro tejerá el futuro.
34. Los psicólogos han llegado a la conclusión de que solo hay un sentido, el sentido
emocional, y que todos los demás sentidos son solo modificaciones de éste; si esto es
verdad, entonces sabemos porque la emoción es la fuente principal del poder, porque las
emociones superan fácilmente al intelecto, y porque debemos ponerle sentimiento a nuestro
pensamiento, si es que queremos resultados. El pensamiento y la emoción son la
combinación irresistible.
35. La visualización debe, por supuesto, ser dirigida por la voluntad; debemos visualizar
exactamente lo que queremos; debemos tener cuidado de no dejar a la imaginación
desatarse. La imaginación es un buen sirviente pero un pobre amo y a menos que sea
controlada, puede fácilmente llevarnos a todo tipo de especulaciones y conclusiones las
cuales de hecho no tienen bases o fundamentos. Todo tipo de opinión razonable está sujeta
a ser aceptada sin un examen analítico y el resultado inevitable es el caos mental.
36. Por lo tanto debemos construir solamente el tipo de imágenes mentales que son
conocidas por ser científicamente verdaderas. Somete cada idea a un análisis de
investigación y no aceptes nada que no sea científicamente exacto. Cuando haces esto, no
te acarrearás nada que no sea con lo que puedes lidiar y el éxito coronará tus esfuerzos;
esto es lo que los hombres de negocios llaman gran visión; es muy parecido a la intuición, y
es uno de los grandes secretos del éxito en todas las tareas importantes.
37. Como ejercicio esta semana, trata de darte cuenta del hecho importante de que la
armonía y la felicidad son estados de conciencia y no dependen de la posesión de cosas.
Esas cosas son efectos y vienen como consecuencia de estados mentales correctos. Así que
93
93
si deseamos posesiones materiales de cualquier tipo nuestra preocupación principal debe ser
tener la actitud mental que traerá el resultado deseado. Esta actitud mental la obtenemos al
concientizarnos de nuestra naturaleza espiritual y nuestra unidad con la Mente Universal
que es la sustancia de todas las cosas. Esta concientización traerá todo aquello que es
necesario para nuestro completo gozo. Esto es el pensamiento científico o correcto. Cuando
tenemos éxito en obtener esta actitud mental es relativamente fácil pensar en nuestro deseo
como un hecho consumado; cuando podamos hacer esto, habremos encontrado la "verdad"
la cual nos hace "libres" de cualquier carencia o limitación de cualquier tipo.
Un hombre puede enmarcar y soltar una estrella, para que gire libre en su órbita, y aún así
no haber hecho nada memorable frente a Dios, como aquel que deja un pensamiento
girando en una órbita de oro a través de las generaciones en el tiempo. - H.W. Beecher
Estudia las Preguntas con sus Respuestas - Parte Dieciséis
151. De qué depende la riqueza?
Del entendimiento de la naturaleza creativa del pensamiento.
152. En qué consiste su verdadero valor?
En su valor de intercambio
153. De qué depende el éxito?
Del poder espiritual
154. De qué depende este poder?
De su uso, su uso determina su existencia.
155. Cómo podemos quitar nuestro destino de las manos del azar?
Dándonos cuenta concientemente de las condiciones que deseamos ver manifestadas
en nuestras vidas.
156. Entonces cuál es el gran negocio de la vida?
Pensar
157. Porque es así?
Porque el pensamiento es espiritual y por lo tanto creativo. Por lo tato controlar
concientemente el pensamiento es controlar circunstancias, condiciones, el ambiente y el
destino.
158. Cuál es la fuente de todo mal?
Los pensamientos destructivos.
159. Cuál es la fuente de todo bien?
94
94
El pensamiento científico o correcto.
160. Qué es el pensamiento científico?
Un reconocimiento de la naturaleza creativa de la energía espiritual y de nuestra
habilidad para controlarla.
Los más grandiosos eventos de una era, son sus mejores pensamientos. Es la naturaleza del
pensamiento encontrar su camino hacia la acción. - Bovee.

No hay comentarios.: