13 ago. 2012

Prefacio Llave Maestra


Algunos hombres parecen atraer éxito, poder, riqueza, y logros, con muy poco esfuerzo consciente; otros se superan con mucho esfuerzo; y otros fallan tratando de alcanzar sus ambiciones, deseos e ideales. ¿Por qué esto es así? ¿Por qué algunos hombres realizan sus ambiciones fácilmente, otros difícilmente, y otros no las realizan en absoluto? La causa no puede ser física, de ser así los hombres más perfectos físicamente, serían muy exitosos. La diferencia, por lo tanto, debe ser mental - debe estar en la mente; de ahí que la mente debe ser la fuerza creadora, y debe constituir la única diferencia entre los hombres. Es la mente, por lo tanto, la que vence el ambiente y cada obstáculo en el sendero de los hombres.
Cuándo el poder creador del pensamiento es entendido completamente, su efecto se verá y puede ser maravilloso. Pero tales resultados no se pueden asegurar sin la aplicación apropiada, sin la diligencia, y sin la concentración.

El estudiante encontrará que las leyes que gobiernan el mundo mental y espiritual son fijas e infalibles como en el mundo material. Para asegurar los resultados deseados, entonces, es necesario conocer las leyes y estar de acuerdo con ellas. Una aplicación apropiada de la ley se encontrará para producir el resultado deseado con exactitud.
El estudiante que comprende que ese poder viene de su interior, y que es débil sólo porque ha dependido de la ayuda externa. Entonces cuando se enfoca a su propio pensamiento (corrige sus pensamientos), instantáneamente se corrige él mismo, se crean nuevos cimientos, asume una actitud de poder, y hace milagros.
Por lo tanto, quien falla en investigar y aprovechar el progreso maravilloso que trae esta última y grandiosa ciencia, pronto estará relegado y aislado, y seria como el hombre que se niegue a reconocer y aceptar los beneficios que la comprensión de las leyes de la electricidad han traído para la humanidad. Por supuesto, que la mente crea condiciones negativas así como también positivas y favorables, y cuando nosotros nos visualizamos inconscientemente o conscientemente con toda clase de limitaciones y discordias, nosotros también creamos estas condiciones; y esto es lo que muchos hacen inconscientemente todo el tiempo.
Esta ley así como cualquier otra ley no depende de las personas, pero está ley esta operando constantemente y trae implacablemente a cada individuo exactamente lo que él ha creado; es decir, "todo lo que un hombre siembre él cosechará."
La abundancia, por lo tanto, depende de un reconocimiento de las leyes de la Abundancia, y del hecho de que la mente sola no es el creador, pero el único creador de todo esta ahí.
Ciertamente nada se puede crear concientemente antes de que sepamos que ello puede ser creado y entonces hacemos el trabajo apropiado para crear de manera conciente. No hay más Electricidad en el mundo hoy que la que había hace cincuenta años, pero solo fue hasta que alguien descubrió la ley que gobierna la electricidad, cuando nosotros pudimos recibir el beneficio de este servicio; ahora que la ley de la electricidad se entiende, prácticamente el mundo entero esta iluminado por ella. Así que con la ley de la Abundancia; sólo los que reconocen la ley y obran en armonía con ella, gozan de sus beneficios.
El espíritu científico ahora domina todos los campos del conocimiento, las relaciones de causa y efecto ya no son ignoradas.
El descubrimiento de parte de la ley marcó una época en el progreso humano; esto eliminó la incertidumbre y el capricho en la vida de los hombres, sustituyéndolos por la ley, la razón, y la certeza.
Los hombres ahora entienden que para cada resultado hay una causa adecuada y definida, y cuando un resultado dado se desea, ellos buscan las condiciones por las que este resultado se puede alcanzar.
La base sobre la que descansan todas las leyes fue descubierta por el razonamiento inductivo que consiste en comparar varios casos separados, uno con otro, hasta que el factor común que los produce a todos se encuentra. Es este método de estudio al cual las naciones civilizadas deben gran parte de su prosperidad y la parte más valiosa de su conocimiento; con esto han alargado la vida, han mitigado el dolor, han atravesado los ríos, han aclarado la noche con el esplendor de la luz; se amplio el rango de la visión, el movimiento se acelero, las distancias fueron acortadas, se facilito la comunicación; también
ha permitido a los hombres descender en el mar, y volar por el aire. Entonces los hombres pronto intentaron extender las bendiciones de este sistema de estudio a su método de pensamiento, y cuando llego a ser evidente que ciertos resultados seguían un método particular de pensamiento, sólo restó clasificar estos resultados.
Este método es científico, y es el único método con el que seguimos siendo libres y tenemos la libertad a la que estamos acostumbrados a ver como un derecho inalienable, porque la gente esta a salvo en casa y en el mundo sólo si la nación provee cosas tales como: mejor salud, mayor eficiencia en los negocios públicos y privados de cualquier tipo, avance continuo en la ciencia y el arte en forma conjunta; y la tendencia dominante es hacer que todos estos y otros aspectos del desarrollo nacional se centren y giren en elevar la calidad de la vida individual y colectiva, para lo cuál ciencia, arte y ética proporcionan la guía y los controles.
La Llave maestra se basa en la verdad científica absoluta y sacara las posibilidades que se encuentran latentes en el individuo, y enseña cómo estas pueden ser traídas a la acción poderosa, para aumentar la capacidad efectiva de la persona, trayendo energía agregada, discernimiento, vigor y elasticidad mental. El estudiante que alcanza una comprensión de las leyes mentales que operan, tendrá la habilidad para obtener resultados hasta ahora inimaginables, y que difícilmente pueden ser expresados en palabras.
Explica el uso correcto de los elementos receptivos y activos de la naturaleza mental, e instruye al estudiante en el reconocimiento de la oportunidad; refuerza la voluntad y los poderes del razonamiento, y enseña a desarrollar mayores usos para la imaginación, los deseos, las emociones y la facultad intuitiva. Da iniciativa, tenacidad de propósito, sabiduría para elegir, inteligencia y capacidad para disfrutar la vida en sus planos mas elevados.
La Llave maestra enseña el uso del Poder de la Mente, el Poder verdadero de la Mente, no cualquiera de los substitutos y perversiones; no tiene nada que ver con el Hipnotismo, la Magia o cualquiera otros más o menos fascinantes engaños por los que muchos son llevados a pensar que algo se puede tener por nada.
La Llave maestra cultiva y desarrolla la comprensión que le permitirá a usted controlar el cuerpo y consecuentemente, la salud. Mejora y refuerza la Memoria. Desarrolla la intuición,
la clase de intuición que caracteriza a cada hombre de negocios exitoso, la clase que permite ver las posibilidades así como las dificultades en cada situación, la clase que le permite ver las oportunidades al alcance de su mano; pero miles fallan al ver las oportunidades casi a su alcance, mientras trabajan laboriosamente en situaciones de baja o ninguna posibilidad de proporcionar una sustancial retribución.
La Llave maestra desarrolla el Poder Mental que significa que los otros reconocen instintivamente que usted es una persona de fuerza, de carácter - y ellos quieren hacer lo que usted quiera que hagan; significa que usted atrae hombres y cosas hacia usted; que usted es lo que algunas personas llaman "afortunado", esas "cosas" le llegan por que usted comprende las leyes fundamentales de la Naturaleza, y esta en armonía con ellas; usted está en sintonía con el Infinito; usted entiende la ley de atracción, las leyes Naturales del crecimiento, y las leyes Psicológicas en que se basan todas las ventajas del mundo social y de negocios.
El Poder mental es el poder creador, le da la habilidad de crear para usted mismo; no significa la habilidad de tomar algo de otra persona. La naturaleza nunca hace las cosas de esa manera. La naturaleza hace dos hojas de hierba donde una creció antes, y el Poder de la
mente permite al hombre hacer lo mismo.
La Llave maestra desarrolla la intuición y la sagacidad, incrementa la independencia, la
capacidad y la disposición para ser útiles. Destruye la desconfianza, la depresión, el temor,
la melancolía, y cada forma de carencia, limitación y debilidad, inclusive el dolor y la
enfermedad; despierta los talentos enterrados, suministra la iniciativa, la fuerza, la energía,
la vitalidad - despierta la capacidad para apreciar lo hermoso en el Arte, la Literatura y la
Ciencia.
Ha cambiado la vida de millares de hombres y mujeres, sustituyendo los principios y
métodos inciertos y nebulosos - y los principios de base en la que cada sistema de eficiencia
debe descansar.
Elbert Gary, el presidente de la Corporación de Acero de Estados Unidos, dijo "Los servicios
de consejeros, los instructores, expertos de eficiencia en la administración exitosa son
imprescindibles para la mayoría de las grandes empresas de negocios, pero yo creo que el
reconocimiento y la adopción de principios correctos son de más importancia."
La Llave maestra enseña los principios correctos, y sugiere los métodos para hacer una
aplicación práctica de los principios; en eso difiere de cualquier otro curso de estudios.
Enseña que el único valor posible que puede conectar a cualquier principio está en su
aplicación. Muchos leen los libros, toman en casa cursos de estudio, asisten a conferencias
toda su vida sin hacer jamás cualquier progreso para demostrar el valor de los principios
involucrados. La Llave maestra sugiere métodos por los que el valor de los principios
enseñados pueden ser demostrados y puestos en práctica en la experiencia diaria.
Hay un cambio en el pensamiento del mundo. Este cambio se manifiesta silenciosamente en
nuestro medio, y es más importante que cualquiera que el mundo haya experimentado
desde la caída del paganismo.
La revolución actual de las opiniones en todas las clases de hombres, se muestra sin
precedentes en la historia del mundo, y en los hombres de mas sabiduría y cultura hasta en
los de la clase obrera.
La ciencia ha hecho tarde tales descubrimientos, ha revelado tal infinidad de recursos, ha
destapado tan enormes posibilidades y fuerzas tan insospechadas, que los científicos vacilan
cada vez mas en afirmar ciertas teorías como establecidas e indudables o para negar ciertas
otras teorías como absurdas o imposibles, y así una nueva civilización está naciendo; la
tradición, los credos, y la crueldad pasan; la visión, la fe y el servicio toman su lugar. Las
cadenas de la tradición se funden lejos de la humanidad, y cuando la escoria del
materialismo se consume, el pensamiento es liberado y la verdad asciende en una esfera
repleta ante una multitud asombrada.
El mundo entero está en la víspera de una nueva conciencia, un poder nuevo, un
conocimiento nuevo, y una nueva manifestacion de los recursos dentro del ser. El último
siglo vio el progreso material más magnífico en la historia. El siglo presente producirá el
progreso más grande en el poder mental y espiritual. La Ciencia física ha descompuesto la
materia en moléculas, las moléculas en átomos, los átomos en energía, y esta ha
permanecido, para Sir Ambrose Fleming, en un lugar en la Institución Real, para explicar
esta energía en la mente. El dice: "En su última esencia, la energía puede ser
incomprensible para nosotros, excepto como una manifestación de la operación directa de lo
que llamamos Mente o Voluntad."
Veamos lo que son las fuerzas más poderosas en la Naturaleza. En el mundo mineral todo es
sólido y fijo. En los reinos animal y vegetal todo está en fluctuación, cambiando siempre,
creando y recreando. En la atmósfera nosotros encontramos calor, luz y energía. Cada reino
llega a ser más fino y más espiritual, así como nosotros pasamos del visible al invisible, del
vulgar al refinado, de la baja potencialidad a la alta potencialidad. Cuándo nosotros
alcanzamos el invisible encontramos energía en su máxima pureza y la mayoría de los
estados volátiles.
Y como las fuerzas más poderosas de la Naturaleza son las fuerzas invisibles, así
encontramos que las fuerzas más poderosas del hombre son sus fuerzas invisibles, su fuerza
espiritual; y la única manera en que la fuerza espiritual puede manifestarse es a través de
procesos de pensamiento. Pensar es la única actividad que el espíritu posee, y el
pensamiento es el único producto de pensar.
La adición y la sustracción son por lo tanto transacciones espirituales; el razonamiento es un
proceso espiritual; las ideas son las concepciones espirituales; las preguntas son faros y
lógica espirituales, el argumento y la filosofía son maquinaria espiritual.
Cada pensamiento pone en acción cierto tejido físico, partes del cerebro, nervio o músculo.
Esto produce un cambio físico verdadero en la construcción del tejido. Por lo tanto sólo es
necesario tener un cierto número de pensamientos en un sujeto dado, para producir un
cambio completo en la organización física de un hombre.
Este es el proceso por el cual el fracaso es cambiado por éxito. Los pensamientos de valor,
poder, inspiración, armonía, sustituyen a los pensamientos de fracaso, desesperación, falta,
limitación y discordia, y cuando estos pensamientos arraigan, el tejido físico es modificado y
el individuo ve la vida con luz nueva, las cosas viejas realmente se han superado, todas las
cosas se han vuelto nuevas, él nace otra vez, esta vez nacido del espíritu, la vida tiene un
nuevo significado para él. El es reconstruido y llenado con alegría, confianza, esperanza y
energía. El ve las oportunidades para el éxito, a las que hasta ahora era ciego. El reconoce
las posibilidades que antes no tenían significado para él. Los pensamientos de éxito con que
él ha sido impregnado son irradiados a su alrededor, y lo ayudan a ascender
progresivamente; él atrae hacia si mismo socios nuevos y exitosos, y esto a su vez modifica
su ambiente; de esta manera y a través del simple ejercicio del pensamiento, un hombre
cambia no solo su persona, sino también su medio ambiente, circunstancias y condiciones.
Usted verá, y usted debe ver, que estamos en el alba de un día nuevo; que las posibilidades
son tan maravillosas, tan fascinantes e ilimitadas. Hace un siglo cualquier hombre con un
fusil de Gatling podría haber aniquilado a un ejército entero equipado con las herramientas
de uso en la guerra de esa época. Pero esto es el presente. Cualquier hombre con un
conocimiento de las posibilidades contenidas en la Llave maestra tiene una ventaja
inconcebible sobre la multitud.

No hay comentarios.: